martes, 23 de octubre de 2012

Adolescencia perdida

No no voy a ponerme a hablar de los valores de la juventud, a eso fui llamado el otro día en un examen de inglés sino del gusto por el helado de los adolescentes. Voy a ser sincero, de dos adolescentes en particular, tal vez los únicos con los que tengo contacto fluido. Mis sobrinos, K y B.
Desde que tengo el blog y me divierto en él, contando mis avatares cotidianos, ellos me dicen que la heladería de su barrio es sin duda de las mejores. Que precio, calidad y no sé qué otras tantas cosas. Yo les respondo que no recuerdo que sea tan buena, dado que antes que ellos tengan juicio cierto sobre los sabores, era yo el que los llevaba a las heladerías y a esa en particular porque eran muy chicos. Ahí pedían Dulce de Leche con Vainilla. Yo le decía que el segundo era el gusto más aburrido y pobres solo para no contradecirme, pedían, algunas veces, Banana Spit.  Bueno, esa heladería se llama Modena y ahora es una cadena.
El jueves, mi sobrino mayor me pidió un favor, le dije que sí pero si cuando venía para mis lados, me traía helado de ese lugar. Así lo probaba nuevamente. Le dije: dulce de leche granizado, chocolate blanco y el que él quiera. El quiso Lemon Pie-cómo cambian los tiempos!-
Vino a casa, antes de irme a dormir, lo comí. No todo porque no andaba con ganas de un cuarto. Lo probé y confirmé: la adolescencia está perdida. Me dije como un tío judío culpógeno: "qué habré hecho mal para que me digan que este es el mejor helado". Es realmente malo. El dulce de leche, no tiene gusto a dulce de leche antiguo, ni moderno. El chocolate blanco, si no me decían que era eso, pensaba que era crema americana. El Lemón Pie, el mejorcito de los tres, aunque claro que nunca saldría de mi boca frente a un heladero por temor a que termine en mi pote.
Puedo decir, entonces, que nunca más podré escuchar cuando me dicen que prefieren ese helado a otros, qué-desafiando mi autoridad heladera- no entiendo nada, qué no sé qué cosa. La cuestión es: son muy inteligentes pero su inteligencia, decididamente, no está depositada ahí.


4 comentarios:

  1. sos un payaso.... solamente queres contradecirnos porque el lemon-pie es riquisimo y ademas tiene una variacion de gustos que otras heladerias no tiene.Es la mejor del barrio

    ResponderEliminar
  2. Che, sin faltar el respeto al señor sommelier de helados

    ResponderEliminar
  3. estoy indignada...un sommelier con clase no hace ese tipo de descripciones despectivas de las cosas que prueba, la verdad que te falta mucho para ser sommelier...simplemente sos una persona a la que le gusta mucho el helado y al parecer tiene poco filtro. Además creo que en esta carrera por descubrir el helado perfecto te olvidaste de disfrutar de la práctica de "tomar helado".

    ResponderEliminar
  4. lo de somellier es un juego, claro que no soy. No te indignes, te lo pido por favor, que no vale la pena. El disfrute del helado, nunca lo perdí, ni lo perderé.

    ResponderEliminar