lunes, 14 de mayo de 2012

Olímpica y todo tiempo pasado fue mejor

La melancolía es un estado común. Un estado que respeto pero desconfío. Todo tiempo pasado fue mejor, dice el refrán. Al igual que Dolina me parece que es una frase incorrecta porque como dijo, antes era más machista, más racista. Sin embargo, la melancolía es algo que me acompaña. No por la grandeza del pasado sino por la visión de lo que fue. Con las heladerías lo mismo.

Tengo grandes amigos. Algunos desde los dos años, otros desde los 12. Con ellos mi relación fue variando pero siempre existieron y existen esos cafés, esas cenas, esos tragos y demás que marcan la importancia. De ellos, no hablaré porque la heladería la volví a probar con un amigo que no es de hace mucho tiempo sino por lo contrario, hace pocos años. Uno de los tantos que me hice en tiempos de adultez, de trabajo y de ideología.


Desde que ingresé al mundo laboral conocí grandes amigos con los que puedo conversar sobre cualquier cosa pero sobre todo sobre intereses en común. De derecho, de la vida. Personas que les mando escritos para que opinen, otros que me mandan para que yo haga lo propio.


La heladería "Olímpica" es una de esas heladerías históricas que para muchos será la mejor porque es del pasado, porque su local es gris, marrón y sus cárteles son los mismos que estuvieron siempre.
Caminaba por la calle con MV y nos dirigimos para ese local. Recordaba muchísimo artículos de diarios y rankings que hablaban de ella como una de las mejores heladerías. Compré un helado mediano, le pregunté que gusto me recomendaba, cuál era el característico del lugar y me contestó con simpatía que los dulces de leche, todos son las especialidad. Respuesta que no hizo más que meter presión a mi degustación, pues el DDL es el patrón por el cual comparo.
Pedí dulce de leche granizado y pistacho. No sé por qué hice eso, pero lo hice, vi el color, vi el lugar, vi que me convertía en adulto y lo elegí. Sentí que era el momento para pedirlo. Todo eso apareció en el instante que lo requerí. Debo decir que es la primera vez en mi vida que lo hago. "Nunca me pasó" sería la frase que todos tememos decir.
El dulce de leche era bueno, vengo de buena racha. Muy parecido al de Alviyak. El chocolate que usan para granizarlo es especialmente importante porque tiene un tamaño muy pequeño que hace que todo el tiempo comas dulce granizado, nunca granizado, nunca dulce de leche solo. Es un chocolate que amarga el sabor. Rico, no podría decir que el mejor ni que es digno de decir que se diferencia de los demás.
El pistacho, no sé por qué tiene ese color. El pistacho no es verde agua. Es raro, representa bien el sabor de la fruta seca (¿es una fruta seca?). Es un gusto adulto, un gusto que ningún niño pediría salvo por el color que recuerda a linterna verde pero asusta como la criptonita.
Semanas de melancolía, de sentimientos encontrados. Semanas donde los amigos juegan roles importantes.


Contacto: Avenida de Mayo 752 Buenos Aires, Capital Federal(0)11 4342 0935

1 comentario:

  1. Thanks for the information. I really enjoyed, I would like get more
    information about this,because is very beautiful, thanks for sharing
    fue

    ResponderEliminar